¡No quiero! La frase favorita de mi pequeñ@ 2


¡No quiero! La frase favorita de mi pequeñ@

Imagen original Mindaugas Danys via flick

En el artículo anterior os hablábamos de las malas contestaciones de los niños/as de 9 a 11 años y lo comparábamos con la “etapa del NO” de los niños/as de 2-3 años. Esta etapa también es conocida como la “primera adolescencia”, ya que es cuando  se dan cuenta de su propia persona e intentan imponerse sobre los demás.

¿Cómo se imponen? Pues diciendo “NO” que es el método que acaba de descubrir.

Si leíste el artículo anterior, sabrás que, poco a poco, esta técnica de la negativa se depura llegando a las críticas y las malas contestaciones gracias al desarrollo de la moral. Pero bueno, ahora estamos con nuestro pequeñ@ “monstruito” que de pronto ¡ha cambiado! Se ha vuelto terco y testarudo y a ti te vuelve loca de los nervios.

En primer lugar vamos a intentar aclarar un poco el asunto.

¿Qué le está pasando a mi niñ@?

Tienes que pensar que esta etapa es necesaria para el desarrollo de la personalidad de tu hijo/a, ya que es el momento de la autoafirmación. También debes de saber que es una etapa que va a ser pesada, porque estarás todo el día viviendo cómo tu pequeño adolescente (sí, pequeño adolescente de 2 – 3 años en miniatura) intenta salirse con la suya. Tendrás que insistir una y otra vez que no haga esto, que no toque aquello, rabietas, pataletas, berrinches… y una frase favorita que no parará de repetir: “no quiero”, y añade a eso las continuas negociaciones para conseguir un ¡Sí mamá!.

¿Qué me está pasando a mí?

Seguro que hay situaciones en las que no sabes qué hacer y te sientes desbordada ante la insistencia de tu hijo/a, pero tú lo intentas. Unas veces piensas que lo hace porque “no hay más remedio, es un niño/a travieso” o porque “es un tirano” o “lo hace para fastidiarme y desafiarme”. Es entonces cuando debes de recordar cuando fuiste niña o niño porque sí, también tuviste su edad y así, son la gran mayoría de niños. Por tanto, ¡enhorabuena! Tienes un niño/a sano que justo está haciendo lo que debe hacer para construir su personalidad.

Vale, ya estás tranquila porque sabes que es una etapa normal del desarrollo de tu pequeñ@. Sabes que tienes un pequeño adolescente de 2-3 años capaz de desafiarte! Pero no sabes cómo llevar tu día a día, sigues preguntándote

¿Cómo llevo el día a día con mi hijo/a? ¿Cómo consigo sobrevivir? ¿Qué hago cuando mi hijo/a me dice NO?

Sabemos que no es fácil ser madre o padre pero … recuerda todo esto la próxima vez que tu pequeñ@ se bloquee en un “no, no quiero

  • Sé paciente

    Piensa que para tu hijo/a no es fácil ser niñ@ está aprendiendo y en ocasiones no sabe cómo actuar. Tú puedes ayudarle si le enseñas la manera correcta de comportarse.

  • Márcale límites

    Déjale claro que SI puede hacer y que NO puede hacer. Recuerda que Tú eres el adulto coherente que no debe de entrar en la lucha de poder con tu hijo/a, debes saber que muchas veces puedes evitar las negativas insistentes y sistemáticas.

  • Mantente firme 

    Es importante que no olvides que si has marcado unos límites, éstos deben cumplirse. Debes recordar a tu pequeñ@ que en casa hay unas normas establecidas y que todos las deben respetar.

  • Que el “NO” no pueda contigo

    Aunque creas lo contrario, ¡tú puedes! tu pequeño/a puede tomar algunas decisiones, siempre y cuando lo hagas de modo controlado. Es decir, puedes darle la oportunidad de elegir entre dos opciones que previamente has escogido. No es lo mismo para nuestra pequeña princesa decirle “hoy te pones el vestido rojo” a “hoy te puedes poner el vestido rojo o el azul, ¿Cuál quieres?” ni tampoco para nuestro pequeño gourmet “hoy hay lenguado” a “hoy podemos cenar lenguado o filete de pez de espada ¿qué prefieres?”. Este modo de actuar permite que tu hijo/a tenga la sensación de elegir y reduce su necesidad de reclamar su poder, autoridad o mando de un modo tan persistente e incluso inadecuado en la mayoría de ocasiones porque tiene que darte una opción, tiene el “poder de elegir”Pero recuerda: tiene el poder de elegir entre las dos opciones que tú le has dado, puede pasar que te diga tu princesa “!ni vestido rojo ni azul! ¡Quiero el morado¡ pero tú te mantienes firme y le respondes ”puedes ponerte el azul o el rojo, te doy un tiempo y si tú no lo eliges mamá te pondrá el que quiera”, lo mismo con la comida.

  • No confundas opciones con negociación

    Porque te preguntarás…¿tengo que llevarme todo el día dándole opciones? No, por supuesto. Esta es la clave de la educación. Tu hijo/a está empezando a diferenciar las normas, y cada vez que aprenda una, intentará librarse de ella. Eres tú quien debe de controlar y decidir qué estás dispuesta a permitir y cómo lo vas a permitir. La negociación se supone que es algo pactado entre tu hijo/a y tú, en las opciones tu hijo/a no pone las reglas, solamente elige.

  • No, no, no, y noooo

    Cuando esta palabra se repita continuamente y cada vez más subidita de tono… tómatelo con calma, deja que pase un rato o distrae su atención hacia otra cosa, … acabará cediendo sin recordar que previamente había dicho no, reconducelo hacia la orden que le has dado y recuerda que debes controlar tu tono de voz y no ponerte a su nivel.

 

Si intentas poner estos consejos en práctica y ves que no puedes, si crees que necesitas ayuda para ser paciente y transmitir a tu hij@ un tipo de disciplina, si tienes claras las normas pero no sabes aplicarlas o transmitírselas a tu hij@, nosotras podemos ayudarte. ¡Llámanos y consulta!

¿Necesitas ayuda? Llevamos más de 10 años intentando mejorar la vida de tu hijo/a >> Contacta con nosotros aquí
Si te ha gustado, compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Maria Teresa Lafuente

Acerca de Maria Teresa Lafuente

Psicopedagoga, Especialista en Psicología Clínica Infanto-Juvenil y Logopedia Clínica y Escolar. Maestra de Educación Infantil. Desde hace 10 años directora del Gabinete Psicopedagógico Eduk Siglo XXI.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “¡No quiero! La frase favorita de mi pequeñ@