MAMÁ…¡NO COMPRENDO LO QUE LEO!


MAMÁ…¡NO COMPRENDO LO QUE LEO!

Imagen orginal Melanie Holtsman

Imagen original Melanie Holtsman vía Flick.

Hoy abordaremos el tema acercándonos a las principales dificultades que se encuentra tu hijo a la hora de leer. Nos acercaremos a situaciones diarias que observas en casa al hacer los deberes y te ayudaremos a conocer los obstáculos a los que puede estar enfrentándose tu pequeñ@. Además, trataremos de ofrecerte orientaciones con las que podrás ayudarle desde casa.

!EMPEZAMOS!

• ¿Qué entendemos por comprensión lectora?

La comprensión lectora es fundamental para extraer, valorar e interpretar la información por lo que las dificultades en este proceso constituyen una de las principales causas de fracaso escolar hoy día.
Es cada vez más frecuente encontrarnos dificultades de comprensión lectora en los niños y niñas, por ello para detectar si tu hijo presenta esta dificultad hay diversos factores que debes conocer.

 

• ¿Qué señales de dificultad lectora puede mostrar tu hij@ a la hora de hacer los deberes?

 

Lo primero que debes plantearte es: ¿Cuando te sientas a hacer los deberes con tu hijo parece que comienza una eterna pesadilla?¿se empieza a quejar para dilatar la hora de sentarse a hacer los deberes? Si algo tan sencillo como leer la primera parte del tema de cono y contestar a cuatro preguntas se hace interminable, quizás no sea desinterés o rebeldía lo que muestra tu hijo. Piensa que detrás de estas situaciones cotidianas puede haber una dificultad en lectura comprensiva.

 

Hoy descubrirás las dificultades que entrañan algunas de las frases más repetidas por tu hij@ a la hora de hacer la tarea.

 

  1.  “¡Qué rollo!”

    Esta frase refleja claramente el desinterés y la poca motivación con la que se enfrenta a la lectura de un texto. A menudo son lecturas de gran longitud que les desaniman y/o aburren; otras no son cercanas a su realidad por lo que les resultan poco significativas y les cuesta identificarse con ellas. En cambio, cuando los textos son atractivos, la lectura se comprende mucho mejor e incluso disfrutan con ella, porque les gusta e interesa

  2. “¡No entiendo nada!”

    Muchas veces hemos escuchado cómo nuestro pequeño se queja por no entender lo que lee. ¿Mamá qué significa esto? ¿ Esto qué quiere decir?. A veces el léxico que encuentran en las lecturas puede resultarles demasiado complejo en comparación al vocabulario del que disponen y eso les hace ver la tarea compleja e inalcanzable , lo cual les lleva a la desmotivación. La falta de vocabulario puede suponerle una barrera importante a la hora de enfrentarse a los textos escolares.

  3. “¡No me acuerdo!”

    ¿Cuántas veces a la hora de contestar las preguntas tu hijo/a ya no recuerda lo leído? La atención es muy importante para comprender lo que estamos leyendo o escribiendo. Si tu hijo se distrae con facilidad es difícil que siga a buen ritmo la lectura por lo que captar las ideas que presenta será misión imposible! Además la memoria juega también un papel muy importante ya que necesitamos recordar lo que vamos leyendo para poder relacionar las ideas nuevas con las anteriores ya leídas.

  4.  “¡Me hago un lío!”

    A veces tu hijo/a puede cometer errores en la lectura que hagan de ella un auténtico lío. Confundir palabras que guardan relación semántica, añadirle o quitarle letras a palabras construyendo palabras inventadas o con significado diferente, cometer errores entre masculinos y femeninos, singulares y plurales… son algunos ejemplos de errores que suponen una gran dificultad a la hora de extraer el sentido del texto leído, pues a menudo inferirá incoherencias y le resultará complicado extraer el significado global de la lectura.

  5. “¡No sé de que habla!”

    Comprende el vocabulario y las frases leídas pero sigue sin comprender bien el sentido del texto quizás sea porque carezca de conocimientos previos sobre los conceptos, los contenidos y las ideas que le presenta la tarea. Esos conocimientos previos son importantes porque le ayudarán a comprender mejor las nuevas ideas y a estructurarlas de mejor manera. Sin ellos puede que no sean capaces de realizar deducciones y ello dificultará una comprensión lectora de éxito.

 

Por uno o por varios de estos factores puede que tu pequeño sea incapaz de comprender lo que lee, extraer las ideas principales y organizarlas. Es por ello, que un especialista conozca su situación concreta y le ofrezca las herramientas necesarias para superar el problema será de vital importancia.

 

• ¿Qué estrategias complementarían el trabajo en comprensión lectora desde casa? ¿Cómo mejoro su motivación?

La comprensión lectora mejora con entrenamiento pero debes tener en cuenta que ha de ser divertido y de interés pues de lo contrario estaremos asociando la lectura a un fastidio, a una obligación y por tanto a algo negativo.

Para ello puedes…

  1. Evitar los momentos en los que esté jugando, se sienta cansado o hambriento para plantearle la lectura.
  2. Escoger lecturas que le motiven: cuentos, tebeos, adivinanzas, revistas… tú lo conoces como nadie, así que seguro que encontrarás textos que se ajusten a su edad y a sus gustos.
  3. Aprovechar la rutina para motivarle leyendo recetas, instrucciones de juegos, carteles de publicidad, anuncios en la tele… cualquier momento puede ser bueno para incitarle a leer.

¿Cómo mejoro su vocabulario?

  1. Habla con él/ella y comparte experiencias nuevas en las que puedas ampliar su vocabulario: nuevos lugares, nuevas cosas, nuevas personas.
  2. Ofrécele explicaciones acerca de aquello que le interese: qué son determinadas cosas, cómo funcionan… todo ello le ayudará a ampliar su conocimiento.
  3. Juega con las palabras: palabras encadenadas, adivinanza de significados con opciones, el “ahorcado”, son algunas opciones entre otras muchas que le ayudarán a aprender jugando.
  4. Ayúdale a utilizar el diccionario, busca con él/ella las palabras y enséñale cómo buscarlas.

¿Cómo entreno la comprensión en casa?

  1. Leed juntos cuentos y hazle preguntas acerca de lo leído. Por ejemplo: ¿Cómo se llama el cuento?¿Te acuerdas de como se llamaba el protagonista?
  2. Ayúdale a expresar de forma resumida lo que habéis leído, es decir, entrena su capacidad para extraer las ideas principales.
  3. Anímale a hacer un dibujo tras la lectura le ayudará a relacionar las ideas leídas.
  4. Juega con él o ella a inventar finales diferentes para el cuento.
  5. Dile afirmaciones sobre lo leído y juega a verdadero o falso. Por ejemplo: Al final se encuentra con el príncipe…¿Verdad o mentira?

 

Aquí te dejamos algunas pistas de cuál puede ser la situación de tu hij@ y algunas ideas que puedes poner en marcha en casa para la mejora de esta dificultad de la que hablamos hoy.

Recuerda: para entrenar la atención y mejorar así la comprensión lectora de tu hijo/a puedes consultar también nuestro artículo“SE DISTRAE CON UNA MOSCA !QUÉ DESESPERACIÓN!”, las actividades que en él os explicamos pueden servirte también de utilidad.

Si tienes dudas o aún poniendo estas estrategias en práctica crees que necesitas ayuda, llámanos. ¡En Eduk-SigloXXI podemos ayudarte! tenemos el servicio de reeducación psicopedagógia y los talleres de comprensión lectora planteados con objetivos personalizados para tu hij@. 

¿Quieres una solución? búscala, búscanos en EdukSigloXXI

¿Necesitas ayuda? Llevamos más de 10 años intentando mejorar la vida de tu hijo/a >> Contacta con nosotros aquí
Si te ha gustado, compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *