Cuentos en familia: Diversión y aprendizaje


Aula1

 

“Los niños aprenden lo que viven”

El ambiente familiar tiene un papel fundamental en el hábito lector de nuestros niños y niñas. Si ellos observan que leemos, animamos a la lectura, compartimos la afición y leemos con ellos, hablamos de lecturas, … estamos sembrando la semillita de un futur@ lector estupendo, de lo contrario, si no fomentamos este hábito si no estimulamos este maravilloso recurso de múltiples aprendizajes, nuestros niños y niñas tendrán restringido un importante campo de cultura, sociabilidad, inteligencia,…

Los cuentos son ideales para mejorar la educación de los niños y la vida familiar

Cuando nos referimos al hábito lector, nos referimos a todo lo que rodea la lectura. Desde el principio del aprendizaje, desde el primer contacto, cuando le contamos un cuento o cuando le damos a nuestro bebé su primer libro blandito lleno de múltiples estímulos sensoriales donde encima, aparecen letras, números, dibujos, …

 

EL CUENTO ES EL RECURSO POR EXCELENCIA PARA EL APRENDIZAJE y ¿por qué decimos esto en letras mayúsculas? pues porque favorecen y estimulan el desarrollo de:

– El lenguaje oral y escrito

– La inteligencia

– El hábito lector

– La imaginación y la fantasía

– Las emociones y la empatía

– El interés por descubrir

– Y UN MONTÓN DE CAPACIDADES MÁS!

 

El mejor cuento para tu hij@…
El mejor cuento es, siempre, es el que le guste a él.
Al principio los álbumes con sus ilustraciones son lo que le llamarán la atención.
Es bueno que desde el principio el bebé esté rodeado en su entorno por cuentos, de plástico para la bañera o comer, de cartón para el principio, en el baño para aprender a usar el inodoro,…
Cuando van siendo más mayorcitos, si nos ayuda a realizar un pastel, que vea el libro de recetas que estás leyendo, le divertirá poder ser él el que te indique el punto siguiente.

El ser humano aprende con el ejemplo, pero si no se divierte le resultará más difícil poder entender que leer puede ser algo bueno
Siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, pero si nos olvidamos qué clase de niños éramos, cómo sentíamos, qué nos gustaba… Si pensamos como adultos quizá en más de una ocasión la elección del libro no sea la adecuada. Hay que dejar expresar a nuestros pequeños y pequeñas y saber escuchar.

¡Llámanos! Te ayudaremos a mejorar la vida de tu hij@ >> Contacta con nosotros aquí
Si te ha gustado, compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Maria Teresa Lafuente

Acerca de Maria Teresa Lafuente

Psicopedagoga, Especialista en Psicología Clínica Infanto-Juvenil y Logopedia Clínica y Escolar. Maestra de Educación Infantil. Desde hace 10 años directora del Gabinete Psicopedagógico Eduk Siglo XXI.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *