Cómo Mejorar las relaciones de tu hijo: habilidades sociales 3


Habilidades sociales | Eduk Siglo XXI

Imagen original de skillsproutinternational.wordpress.com

 

Hoy en día a los papis y mamis nos preocupa mucho que nuestros hijo/as se relacionen adecuadamente, que los inviten a cumpleaños, que jueguen en el recreo, que se relacionen con sus primos/as,…. en definitiva que disfruten con sus iguales.

Aquí os dejamos algunos datos para que conozcáis qué son las Habilidades Sociales (HHSS) y tengáis recursos sobre cómo ayudar a vuestro hijo/a/a/a a desarrollarlas de manera correcta.

1) Qué debemos saber sobre las Habilidades sociales

Muchos de vosotros os preguntareis: ¿qué son las habilidades sociales?

Pues bien, por habilidades sociales entendemos: “aquellas conductas que debemos tener cuando nos relacionamos con los demás“. Es decir, el conjunto de comportamientos eficaces en las relaciones personales.

Los niños que no tienen comportamientos sociales adecuados no se relacionan de manera correcta con los demás y pueden ser rechazados, lo que les traerá como posibles consecuencias dificultades en el desenvolvimiento diario.

Poseer buenas habilidades sociales permite a tu hijo/a/a conseguir cosas agradables sin fastidiar ni hacer daño a nadie. Por eso, quien posee buenas habilidades sociales posee buena salud emocional, pues las habilidades sociales están íntimamente relacionado con la autoestima y la solución de problemas.

Con nuestras habilidades sociales influimos en los demás. Por tanto, si tu hijo/a/a cuenta con buenas habilidades sociales, su relación con los demás será positiva y beneficiosa para su salud emocional, mientras que por el contrario si tu hijo/a/a dispone de pobres habilidades sociales, sus relaciones con los demás serán negativas y harán mella en su autoestima.

Las HHSS tienen en cuenta las características del medio y de la edad evolutiva en la que nos encontremos; es decir que las habilidades sociales de tu hijo/a serán adecuadas o inadecuadas dependiendo de la edad y situación en la que se encuentre. Pongamos un ejemplo:

  • Un bebé aprende a pedir las cosas llorando porque aún no puede comunicarse manteniendo una conversación –> Habilidad social adecuada.
    No puedes exigirle que te pida algo sin llorar ya que el llanto es su medio de comunicación, su lenguaje. Pero tú poco a poco le irás enseñando cómo debe de pedir las cosas, le hablarás y le darás el modelo correcto.
  • Un niño de 5 años de edad pide las cosas llorando porque sabe que así las va a conseguir, aunque pueda pedirlas serenamente y a través del diálogo –> Habilidad social inadecuada.
    Tu hijo/a ya sabe comunicarse y a esta edad dispone de las necesarias HHSS para saber cómo tiene que pedir las cosas y cuál es el modo adecuado para ello. A esta edad sí puedes exigirle el modelo correcto ya que debe de haberlo desarrollado aunque otro tema es que se tú como mamá o papá le hayas dado el modelo correcto para que él lo aprenda.

¿Cuáles son los indicadores de gozar de buenas Habilidades Sociales?

Si tu hijo/a saluda, pide  las cosas por favor, sabe presentarte y presentar a los demás, sabe hacer un cumplido, expresa sus  sentimientos, piensa que es fácil la relación con los demás, le gusta relacionarse, … son indicadores de gozar de buenas habilidades sociales, por tanto no debes preocuparte.

¿Cuáles son los indicadores de NO gozar de buenas Habilidades Sociales?

Si en muchas ocasiones tu hijo/a se siente tímido, algo vergonzoso, solitario, mantiene frecuentes peleas, anda enfadado todo el día, le cuesta realizar en grupo actividades sencillas, genera mucha ansiedad, no admite una queja, no toma iniciativas, le cuesta tomar una decisión, le resulta difícil las relaciones con los demás, … son indicadores de falta de habilidades sociales.

Bien es cierto que cada niño o niña es un ser diferente y que cada uno dispone de unas características propias de su personalidad. Lo importante es que tú como mamá o papá estés alerta para ver si esos comportamientos le limitan en su vida diaria ya que, si es así, debes de preocuparte y plantearte la posibilidad de acudir a un especialista.

Nadie nace con buenas o malas habilidades sociales: éstas se aprenden. Las HHSS no son un rasgo de nuestra personalidad, son más bien un conjunto de comportamientos. Las HHSS se aprenden: por imitación, por enseñanza directa y por la práctica. De la misma manera que se aprenden también se pueden perder: cuando nos aislamos, cuando existen problemas emocionales o cuando no nos relacionamos y por tanto no las practicamos.

2) ¿Por qué es necesario tener habilidades sociales?

  • Porque las relaciones sociales son importantes para el desarrollo psicológico de tu hijo/a.
  • Porque favorecen su adaptación.

 3) ¿Por qué un niño no tiene habilidades sociales?

  • Porque no las ha aprendido.
  • Porque ha aprendido un modelo inadecuado.
  • Porque no ha existido un aprendizaje directo.
  • Porque aun teniéndolas aprendidas, existen factores que les inhiben, creándose así un déficit en la ejecución y en consecuencia en el comportamiento y las relaciones.

4) ¿Cuál es el proceso de socialización?

El proceso por el cual se desarrollan las habilidades sociales es el siguiente:

  1. La familia es el primer grupo dónde se producen los primeros intercambios de conductas sociales. Los padres somos los primeros modelos significativos de conducta social y afectiva. Proporcionamos normas y valores a través del refuerzo y castigo. Por lo tanto: mamá y/o papá, eres el primer agente socializador de tu hijo/a y el primero enseñarle habilidades sociales.
  2. En segundo lugar en este proceso se encuentra el sistema escolar donde se desarrollan HHSS más complejas. Tu hijo/a debe adaptarse a esas exigencias más complejas, para las cuales deberá disponer de diferentes comportamientos que le permitan hacer frente a las diferentes situaciones.
  3. En tercer lugar la interacción con sus iguales, que le proporciona a tu hijo/a un modelado de habilidades sociales.
  4. En cuarto y último lugar aparece la relación de amistad como una ayuda para desarrollar su propia identidad.

 

 

Esperamos que os haya sido útil esta información. Dentro de poco publicaremos la segunda parte de este artículo: Claves que favorecen las habilidades sociales.

Si detectáis que vuestro  hijo/a/a no cuenta con Habilidades Sociales o dispone de ellas pero no de manera correcta, no dudéis en acudir a un especialista. A  veces, a pesar de  los esfuerzos de las mamis y  papis, no se compensan las dificultades y es necesario que los propios niños reciban terapia o acudan a talleres donde puedan aprender y poner en práctica las habilidades

Desde nuestro centro Eduk Siglo XXI, asesoramos a familias que detectan esta dificultad adaptativa y le recomendamos los pasos que hay que seguir para fomentarla.

¿Necesitas ayuda? Llevamos más de 10 años intentando mejorar la vida de tu hijo/a >> Contacta con nosotros aquí
Si te ha gustado, compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on Twitter

María Pérez

Acerca de María Pérez

Lcda. en Psicopedagogía. Especialista en Terapia Familiar y Modificación de conducta. Colaboradora del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla. Me encanta ver documentales de Historia, la fotografía y viajar.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Cómo Mejorar las relaciones de tu hijo: habilidades sociales

    • Eduk Siglo XXI
      Eduk Siglo XXI

      Buenas Mari Carmen.

      Lo primero comentarte que las habilidades sociales se pueden trabajar a cualquier edad, y que con preadolescentes y adolescentes es la etapa que más se solemos intervenir por lo que a la edad que tiene tu hijo se le puede ayudar.

      Debes saber que en la adolescencia las habilidades sociales cobran una importancia fundamental, ya que es en esta etapa cuando desarrollan su personalidad de manera independiente, tienen la necesidad de alejarse del núcleo familiar y ser ellos mismos fuera de ese círculo. Por ello las amistades cobran mayor importancia. Tener buenas capacidades sociales, va a contribuir a su bienestar y les servirán de base para desenvolverse como adultos.

      Como nos comentas, tu hijo tiene dificultades para relacionarse fuera de su entorno y eso quiere decir que tiene falta o escaso desarrollo de habilidades sociales, por lo que puede ser algo doloroso para él,y esto puede tener repercusión en los demás ámbitos de su vida, escolar, laboral, sentimental, personal, etc…

      Si un adolescente presenta dificultades como la timidez o el temor a la evaluación negativa de los demás y la fobia social, puede inhibir o limitar su intervención social al experimentar ansiedad, y esto conducirá a medio y largo plazo a un déficit de habilidades sociales, al no tener oportunidad de experimentar conductas adecuadas, de practicarlas suficientemente y de que dichas conductas puedan obtener éxito social y reforzarse. Será necesario trabajar esos temores para favorecer que gradualmente la persona se atreva a exponerse a situaciones sociales. La superación del miedo, con frecuencia combinado con un entrenamiento en determinadas habilidades sociales, redundará en la puesta en práctica de conductas adecuadas que se verán reforzadas por los demás.

      Para poder darte una respuesta más personal necesitaríamos saber qué problemas presenta tu hijo a la hora de relacionarse.
      Esperamos haber podido solucionar tu duda y si tienes más preguntas, estaremos encantadas de ayudarte.

      Saludos, gracias por leer nuestros artículos. En esta semana publicaremos la segunda parte de las HHSS, te recomendamos que lo leas ya que puede darte información para la situación de tu hijo